Contacto
hola@rubenturienzo.com
Back

Trascendencia y Mirada a Largo Plazo en el Mundo Empresarial

A medida que avanzamos en este mundo dinámico y en constante cambio, es esencial recordar la importancia de la trascendencia y la visión a largo plazo en el ámbito empresarial. A lo largo de mi vida, he subrayado continuamente la importancia de los principios y de trabajar con un propósito superior en mente. Y aunque el mundo empresarial puede parecer a veces volátil y enfocado en ganancias a corto plazo, es la perspectiva a largo plazo la que realmente marca la diferencia.

Tomemos un momento para reflexionar sobre el concepto de «trascendencia». Esta palabra evoca una sensación de elevarse por encima de lo mundano, de perseguir algo más grande que uno mismo. En el contexto empresarial, se refiere a empresas y líderes que no solo buscan beneficios financieros, sino que también buscan hacer una diferencia positiva en el mundo.

Según un estudio publicado en Harvard Business Review, las empresas que operan con un propósito claro y se guían por valores fundamentales tienden a superar a sus competidores en términos de rentabilidad a largo plazo y retención de empleados. Estas empresas no solo buscan generar ganancias, sino que se esfuerzan por influir positivamente en la comunidad y el medio ambiente, reconociendo que su legado se mide no solo en números sino en el impacto que tienen en el mundo.

Para tener éxito en el mundo empresarial con una mirada a largo plazo, considero que hay tres principios clave a seguir:

Misión y Visión Claras: Una empresa debe tener claro su propósito, ¿por qué existe? Esto va más allá de simplemente generar ganancias. Se trata de cómo la empresa puede contribuir al bienestar de la sociedad en su conjunto.

Compromiso con los Valores: Los valores fundamentales de una empresa deben ser inquebrantables. Son la brújula que guía todas las decisiones y acciones, asegurando que se mantenga el rumbo correcto en tiempos de turbulencia.

Inversión en las Personas: Las empresas que prosperan a largo plazo reconocen que su activo más valioso no son sus productos o servicios, sino las personas que trabajan para ellos. Invertir en el desarrollo y bienestar de los empleados no solo es lo correcto, sino que también es una decisión empresarial inteligente.

Concluyendo, la trascendencia y la visión a largo plazo no son solo conceptos abstractos, sino principios vitales que pueden marcar la diferencia entre una empresa que simplemente sobrevive y una que realmente prospera. En un mundo donde el éxito se mide a menudo por el trimestre siguiente, te animo a elevar tu mirada, a pensar en décadas y a preguntarte: ¿cuál será tu legado?

Con cariño y respeto, 

R.

administrador
administrador
https://rubenturienzo.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *