Sobre mí


Al nacer pude observar como la gente a mi alrededor comenzaba a guardar los pantalones de campana y empezaban a ponerse hombreras bajo las camisetas, cardados imposibles y colores, muchos colores. De ese espíritu de cambio y de colorido surgió una mente inquieta que me ha hecho disfrutar de la vida de una manera abierta, optimista, generosa y muy positiva.

Mi niñez estuvo repleta de anécdotas en la periferia de Madrid, entre grandes obras, caminos sin asfaltar para ir al colegio y mucha diversión con un grupo de amigos que tenía siempre más tiempo para echarnos unas risas que para preocuparnos por el día de mañana.

Años más tarde y tras estudiar Historia del Arte acumulé maravillosos conocimientos pero poco salario por ellos, así que decidí seguir mi camino emprendedor con aquellas ideas que llevaba algún tiempo poniendo en marcha y que ahora se convertían en negocios rentables.

Poco a poco aquel juego de estudiante se estaba convirtiendo en una complicación debido a mi baja formación en sistemas empresariales, gestión del gasto, publicidad… Así que para poder tomar las riendas y tener un mayor control decidí estudiar un MBA en la Universidad de Barcelona. Una formación que me sirvió para que, tras mi pequeño periplo por la vida organizacional de Osborne y de MPP desarrollando políticas de implantación y desarrollo de campañas de marketing para Beefeater, BMW, Kodak o Red Bull, pudiese implantar una red inmobiliaria y de asesoría financiera…

Cuando uno no sabe hacia donde quiere dirigirse, cualquier camino le sirve.

Pero este viaje vital me estaba mareando, así que después de recuperar la dignidad  tras el último bache, me di de bruces con mi destino. Una persona muy cercana me dibujó el sendero y yo decidí de nuevo sacar todos los colores, disfrutar de las vistas y pintar una nueva realidad. Estudié un Máster en Coaching ejecutivo y empresarial y comencé a ejercer de facilitador de objetivos con dicha técnica.

A partir de ese momento y comprometido con los cambios, todo se volvía aún más positivo.
Empresas como Mapfre, Disney, CAM, Zurich, Peugeot o Expo Zaragoza. Organismos como la FEMP, la Junta de Andalucía, la Comunidad de Madrid, y decenas de Ayuntamientos. Cientos de profesionales que me han otorgado la posibilidad de desarrollar sus trayectorias profesionales y que a día de hoy disfrutan de una vida más pragmática, optimizada y productiva, pero sobre todo, más feliz.

Sin embargo comprendí que necesitaba complementar mi formación al trabajar continuamente la gestión emocional, decidí estudiar un Máster en Psicología, que gracias a mi perseverancia e implicación y a la creación de varios programas formativos y de desarrollo del talento, me permitió comenzar a dar clase en escuelas de negocios como ESADE, EUDE, San Pablo CEU, en la Universidad Camilo José Cela o la Autónoma de Madrid y Santo Domingo y en lugares tan importantes y enriquecedores para mi experiencia vital como la Fundación Jaime Vera o la International Happiness Institute.

Me siento un privilegiado por haber podido contribuir a la formación de cientos de alumnos y alumnas y de poder haber  invitado a esas personas a actuar con mayor responsabilidad, integridad y coraje; extendiendo unas ideas que combinan profundidad filosófica con aplicabilidad práctica. Además, interesado en la innovación y la superación dentro del ámbito empresarial y personal me dieron la oportunidad de crear y desarrollar programas sobre liderazgo social, marketing personal, influencia, efectividad organizacional y coaching.

Pero mi viaje aun tendrá muchas paradas que hacer y muchos parajes que visitar y buscando una  mayor difusión de mis enseñanzas y tras colaborar con varios medios de comunicación y periódicos como Brandlife, El periódico de la publicidad, Coaching Magazine, Ideas y negocios y Expansión y empleo con mis artículos directos, sencillos y positivos, decidí escribir libros que pudieran contribuir al desarrollo de cuantas más personas mejor.

De mi colaboración con Menchu Gómez surgieron dos fabulosas historias, “La gallina que cruzó la carretera” y “Aventuras de una gallina emprendedora”. “Dirige de cine”, un libro muy ameno y práctico sobre coaching les dio réplica, seguido de mi gran novela empresarial “Los tacones de Oz” traducida a varios idiomas como el portugués, inglés o coreano, y símbolo del poder del liderazgo eficaz. “Saca la lengua”, el libro sobre influencia social para momentos de crisis y “Gana la resiliencia”, con el genial Pau Sala, abren sus páginas en 2010 y 2011 y algunas novedades verán la luz pronto…

Si algo estoy aprendiendo en este viaje es en el poder de la perseverancia y en la consecución de nuestros objetivos con esfuerzo y compromiso, en la capacidad de generar una brújula que nos ayude a alcanzar nuestras cimas y en el deber de comprometernos con la ilusión, las ideas innovadoras y con un mensaje poderoso:
“La grandeza está en las cosas simples”, disfruta del viaje.