Un desayuno creativo (y con tacones)

  • Un desayuno creativo (y con tacones)

Estaba esperando el momento para volver a escribir. Muchos han sido los temas que me han rondado la cabeza, las situaciones que quería dejar plasmadas en este rincón, los personajes históricos que he descubierto y por supuesto, las ganas que tenía de volver. Sin embargo, a veces buscando el momento perfecto dejamos pasar muchas buenas oportunidades. Así que sin más, inspirado por el momento de creación y generosidad vivido junto al equipo de Territorio Creativo en el desayuno del pasado viernes, vuelvo a poner esta máquina en marcha y puedo decir...¡Qué empiece la fiesta!

Gracias por estar, por volver y por dedicar parte de vuestro tiempo a esta web. Cada martes habrá un post, como siempre ha sucedido antes del parón. Y como ves en el listado, de los más de setecientos post creados en estos siete años de proceso del blog (transformado ahora en esta maravilla de web con tienda y todo) he seleccionado una recopilación de apenas 220 de los que me siento orgulloso por su contenido o por el momento que simboliza su escritura. Espero poder estar al nivel en cada nueva aparición. Pero no divaguemos más. Todo comenzó el viernes por la mañana...

Territorio creativo es un lugar al que decenas de empresas recurren para tener visibilidad en redes, crear estrategias publicitarias, campañas, seguimiento... Y sus trabajadores, jóvenes con ilusión, ganas, creatividad y mucho conocimiento sobre los nuevos movimientos de influencia, son excelentes profesionales que desempeñan su labor con un toque incisivo. Así que el TCdesayuno, que es un momento en el que todo el mundo se relaja los viernes por la mañana y ponen la mente en modo "esponja", era el lugar perfecto para narrar la aventura de la autoedición, de la campaña asociada y sobre todo, de presentar "Los Tacones de Dorothy". Mi nuevo libro que sólo puede comprarse aquí.

El libro utiliza el arquetipo creado por Frank Baum en "El mago de Oz" para hablar de una aventura apasionante. La de una joven publicista, Dorothy, que tras ser enviada de una pequeña empresa en Kansas a la multinacional Oz Company en Nueva York, no tarda en encontrarse con compañeros a los que les falta corazón, cerebro o valor y enfrentarse con la despiadada directora de finanzas, la Sra. West, con todo ello, intentar encontrar el camino hacia el éxito. Campañas de Márketing sorpresivas, intrigas corporativas, trabajo en equipo, magia y unos fabulosos zapatos... Unos Manolo Blahnik red satin.

La novela, que se publicó en su versión de libro empresarial hace ya siete años con LID Editorial, consiguió un éxito de público y se llegó a editar en EEUU, UK, Corea y varios países latinoamericanos. Ahora se ha enriquecido con nuevos personajes, la mayor profundidad en los mismos, una riqueza argumental mayor y por supuesto, la sabiduría que da el tiempo para crear una historia mucho más consistente y trabajada. Salvo por la trama base, poco se parece a aquel libro esta primera parte de la trilogía de Nunca Jamás que se completará en los próximos meses con "La sombre de Wendy" y "El espejo de Alicia"

Sin embargo, realizar una autoedición siempre es un camino en si mismo apasionante. Elegir al corrector adecuado, a quien maquetará la obra, a la compañía publicitaria que diseñará la cubierta, la imprenta, el estilo y grosor de papel, las terminaciones de la cubierta, el ISBN, el ebook... En otro momento escribiré sobre todo esto para quien se quiera adentrar en el apasionante mundo de la autoedición tras escribir con grandes editoriales, como es mi caso, como LID Editorial o Planeta. Eso sí, existen dos elementos que pierdes al renunciar a la maquinaria tradicional; la promoción por medios de comunicación y sobre todo, la distribución. Es cierto que hay casos anecdóticos de autores que han conseguido cubrir estos campos sin problema desde la autoedición, pero hay que ser consciente de que en este proceso, en la estrategia para que el libro sea vendido, hay que dejar el ego y la vanidad a un lado y no centrarse en "lo bueno" que es el contenido, sino en suplir esas carencias de promoción y distribución.

Desde ese punto de partida comenzamos en el TCDesayuno remarcando que la mayor motivación de que este proceso sea en autoedición es la satisfacción de conocer todo el proceso del libro y tener el control y mimo desde que se escribe el texto en el ordenador, hasta que el cliente final puede abrir su ejemplar en casa y se lo encuentra firmado y certificado como edición limitada. Es pasar de industria a artesanía.

Pero ¿Qué hacemos para suplir la carencia relativa a la distribución? En mi caso, y proviniendo del mundo del márketing y la comunicación, lo tuve claro desde el principio; había que crear una estrategia "panal de miel", es decir, conseguir pasar de la compra por impulso en establecimiento habitual (flores), a crear un totem, un icono por el que la gente cambiase su costumbre y decidiese generar el movimiento y el esfuerzo de la compra en un único punto que les atrapase (panal). Evidentemente sería muy arrogante creer que el contenido del libro por si sólo es capaz de hacer eso. Para mí, el contenido es bestial y confío en que cada persona que lo lea, lo transforme en un "recomendable", pero como he dicho, eso es "para mí". Las librerías hacen habitualmente una labor extraordinaria, pero no suelen (y esto es una generalización) portarse demasiado bien con las autoediciones ya que o no las aceptan, o no les dan difusión o presencia... Cada quien elige su camino de baldosas amarillas y yo, desde el respeto absoluto a los distribuidores de mundos y de sueños que son los libreros, elegí vender de momento mis libros sólo en la web creada para la ocasión Libros Rubén Turienzo.

¿Y cuál sería ese elemento que provocase el movimiento más allá de mi nombre, el contenido, mis contactos etc? Pues bien. Lo primero es acertar encontrando el objeto de deseo. Gracias a la segmentación que te ofrecen las redes sociales y al conocimiento otorgado por mis libros anteriores, sé que el perfil de mi público lector es habitualmente el de una mujer urbanita de entre 25 y 45 años. Teniendo en cuenta ese aspecto y tras escuchar, ver, leer, y volver a escuchar, encontré un elemento dentro de mi historia que podría convertirse en ese objeto de deseo; Los zapatos de Manolo Blahnik.

El segundo paso es transformar ese objeto de deseo en algo mítico, legendario, único. Con este paso lo que buscas es que el objeto de deseo se transforme en un elemento de colección que sólo puede ser adquirido a través de tu campaña. En este caso, unos Manolos están bien, pero unos Hangisi (famosos por ser el modelo que Carrie llevaba en la boda con Mr. Big en Sexo en Nueva York) firmados por el propio Manolo Blahnik sin duda alguna se convierten en un elemento de captación legendario.

El tercero por supuesto es ser transparente y ponerlo a disposición real de la gente. En mi caso, gracias a que cada ejemplar va numerado del 1 al 999 y certificado con mi firma, la persona que tenga en sus manos ese ejemplar y coincida con los tres últimos números del primer premio de la lotería nacional española del 22 de diciembre de 2014, se lo lleva. Transparente, sencillo y alcanzable.

Y el cuarto y último paso, generar una doble comunicación en la que el valor del tótem, le de valor al panal y el del panal a mi nombre y de nuevo, al libro. Ese es el giro final de esta campaña.

¿Quién no querría unos Manolos, símbolo de la Dorothy publicista, firmados por Monolo Blahnik por sólo 15 euros que cuesta el libro?

Explicada paso a paso, con huildad, cercanía y con la transparencia de un mago con las mangas subidas, el desayuno de Territorio creativo transcurrió entre risas, preguntas interesantes, opiniones, agradecimientos y alguna sorpresa de los organizadores. Al fin y al cabo, esto es sólo una campaña con la que intentas superar el hándicap de la distribución (por supuesto reforzado por el trabajo en redes sociales, influencia social etc...) El auténtico valor lo tiene el libro, su contenido, su intensidad, sus reflexiones, pero no te equivoques, cuando publicas algo, si tu nombre no arrastra a miles de seguidores, eres uno más en las estanterías. No te dejes llevar por el ego de creer que el mundo mercee conocerte. No te dejes llevar por la vanidad de pensar que el contenido de tu obra es algo que la humanidad necesita. Ninguna de esas ideas te ayudará a vender tu obra. Por muy bueno que seas. Por muy bueno que sea tu contenido.

Crear y estructurar una estrategia de influencia para generar tráfico, difusión y futuras compras es imprescindible. Esa fue la idea central de mi intervención en el TCDesayuno. No podemos dejar que las cosas surjan por que sí. O la menos, no debemos. Ir un paso por delante, trazar un objetivo, crear un plan, un plan B e incluso un Z si hace falta.

Dorothy acaba de comenzar su camino de Kansas a Nueva York, lleva sus ganas, su energía, su entrega . El formato es una edición de lujo con un papel con mayor grosos y con un tacto que favorece la lectura y un color que desacansa los ojos. La cubierta tiene un diseño fresco y potente y el material es sedoso con combinación brillante en algunas partes que potencia su elegancia. Cada ejemplar va numerado y certificado. Y por supuesto el contenido contiene un relato apasionante que hará al lector reflexionar sobre su vida, sus relaciones, su forma de comunicarse con los demás, sus ilusiones, sus manipulaciones... Dorothy acaba de comenzar su camino y su primer paso lo ha dado en Territorio Creativo.

Gracias! Estamos de vuelta :)

Ver enlace: https://www.goodrebels.com/es/el-camino-de-baldosas-amarillas-de-la-auto...