Quienes me conocen saben que dejo mi huella en cada proyecto que acometo. Eso supone exprimir mucho las neuronas para mejorar la influencia social de las personas y de las organizaciones que componen. Pero no me conformo con alcanzar los resultados fijados. Trato de sorprender, de adaptar y mejorar cada día mi metodología para crear sistemas de desarrollo personal novedosos. Te confieso que no sé hacerlo de otra manera. Y solo sé trabajar con una sonrisa.

Seguramente mi exigencia profesional parte del puro inconformismo, o si lo prefieres, del idealismo: Estoy convencido de que la generosidad, la equidad y la libertad son la base imprescindible de toda organización. En esa visión optimista de la vida, creo que mi misión no es otra que contribuir en lo que esté en mi mano para construir una mejor sociedad empresarial y política. Y empiezo por incitar a las personas y a los equipos a actuar con mayor responsabilidad, integridad y coraje.

Soy una persona con unos fuertes valores familiares, que cree en el esfuerzo y la autenticidad. Estudié Historia del Arte mientras emprendía en varios sectores. Alimenté mi formación con un MBA y varios máster, como el de Coaching ejecutivo y organizacional o el de Psicología Social. Pero mi desarrollo no sería el mismo sin la experiencia constante: el aprendizaje de otros profesionales, mis proyectos y el trabajo desarrollado para compañías como Disney, Mapfre, Red Bull, Zurich, IKEA, Media Markt, Bancaja, Coca-Cola, Adecco o Telefónica.

Eso es lo que me ha permitido crear, desarrollar e implementar programas de éxito que inciden sobre el liderazgo, la comunicación, el desarrollo de equipos, su carisma o su influencia social. Y no cabe duda de que sigo aprendiendo cuando estoy en el papel de formador. En ese campo, he colaborado en varias titulaciones relacionadas con la gestión de personas y el liderazgo social en escuelas de negocios como San Pablo CEU, EUDE o ESADE, así como en las universidades Autónoma de Madrid, Autónoma de Barcelona, George Washington (USA), Rey Juan Carlos I o Camilo José Cela, donde he impartido clases, que siempre he querido fueran creativas y participativas.

Estoy satisfecho con los resultados. Para mí es un honor ser miembro del exclusivo TOP Ten Management Spain y haber ganado dos premios Victory Award (EEUU), un Faro (Venezuela) y el Premio Nacional de Creatividad Aplicada (España). Además, mi trabajo como conferenciante y mis intervenciones en radio y televisión me han permitido viajar y entrenar a equipos políticos y empresariales en España, Bélgica, EEUU, Rep. Dominicana, México, Israel, Palestina o Guatemala.

Disfruto con la conversación, la escucha activa, la autorreflexión y la gestión emocional. Me apasiona la estrategia, la orientación a resultados y la comunicación de impacto. Me considero un buen comunicador y divulgador, porque intento ser muy incisivo cuando me dirijo a un auditorio. Pero también me siento a gusto en las distancias cortas, en el trato personal, donde se ponen a prueba la conexión emocional y la empatía. Distintos caminos con el mismo foco: “hacer que las cosas sucedan a través de los equipos”.

¿Algo más? También escribo libros -once hasta el momento-, artículos, escucho rock, como sushi y me gusta el mar.