felicidad

Smile. El arte de la actitud positiva

"¿Te comprometes con tu felicidad?"

Esa sencilla y poderosa frase es el ariete que suelo utilizar cuando alguien se presentaba en mis sesiones de coaching, en mis clases en la universidad o en una conversación de amigos en la que la queja y el desánimo se proclamaban como tema principal. Habitualmente la respuesta es un "Sí, pero..."

"No, en serio... ¿Te comprometes realmente con tu felicidad?"

Solía rematar antes de que las excusas se extendieran en el tiempo. A partir de ahí silencio, reflexión y comienzo del proceso...

Hasta la última gota

Es algo habitual apurar la copa de un buen vaso de vino, de nuestro refresco favorito o de ese satisfactorio agua que nos hidrata tras estar sedientos. No es extraño tampoco que al degustar un plato que nos apasiona terminemos mojando pan para que no se nos escape nada de tan suculento manjar. Y por supuesto tampoco lo es el quedarnos escuchando hasta las últimas notas de nuestra canción preferida, o viendo la escena final en esa película que nos conquista. Queremos vivirlo, disfrutarlo, sentirlo y estimularnos con ello.